Si bien la compra de propiedades en España por parte de extranjeros se desplomó en 2020 a causa de la pandemia, estos mismos números han crecido en 2021 y las expectativas para 2022 son más que alentadoras.

Sin lugar a dudas, la propiedad en España tiene un gran atractivo para los no residentes, España se presenta como un buen mercado potencial para el teletrabajo, con zonas muy buscadas. No obstante, en el caso de no tener residencia fiscal en España y no disponer de todo el dinero necesario, ¿qué tipo de préstamo hipotecario concederán los bancos? ¿Es realmente posible lograr una hipoteca como no-residente?

La respuesta a esta última pregunta será un “sí, claro”, aunque debemos analizar con detenimiento las diferencias que el no residir en España puede implicar para quien pide el préstamo y para los bancos o entidades financieras.

En primer lugar, si no eres residente en España, normalmente pagarás más, dado que el tipo de interés será un poco más alto que para el residente. Dicho esto, nos encontramos en un momento en el que las tasas de interés están en los niveles más bajo de los últimos 30 años. Por lo tanto, si bien los intereses podrán ser más altos, aún podrán resultar más que interesantes para el comprador.

En segundo lugar, también dispondrás de menor financiación. Si bien un residente actualmente recibe financiación de un 70-80% del valor de la propiedad, el no-resiente podríanormalmente acceder a un máximo de un 60%. Y en tercer lugar, los bancos también serán más estrictos con los períodos de reembolso o amortización, que suelen ser más bajos para los no-residentes, con períodos de préstamos máximos de no más de 20 años.

En resumen, los bancos suelen tener condiciones de financiación menos generosas y las entidades piden un perfil más sólido de lo habitual. Además, un no-residente suele ser menos atractivo para las entidades, ya que contratará menos productos, y además, para un banco emprender acciones para reclamar un impago fuera de España se volvería mucho más complicado.

¡Pero no todas son malas noticias! Los extranjeros y españoles no residentes aún así pueden acceder a financiación con los tipos comunes de hipotecas, variables (ajustada con el Euribor), fijas y mixtas (una combinación de ambas).

Finalmente, en cuanto a la documentación que debe presentar un no-residente, esta es la misma que para un residente. Más allá de los papeles que se refieren a la vivienda, lo básico será un pasaporte, el NIE (número de identificación de extranjero), el cual es básico para comprar una propiedad en España, un contrato de trabajo o demostración de ingresos, la declaración fiscal del último ejercicio, e información completa sobre otros préstamos que se pueda tener. Ten en cuenta que todos estos documentos deben estar en español, por lo que deben estar legalmente traducidos o apostillados.

Si quieres comprar en España,  en InversionesBCN podremos ayudarte! Nuestro equipo está listo para brindarte orientación personalizada sobre oportunidades de inversión en Barcelona e Islas Baleares. Puedes contactarnos por email a info@inversionesbcn.com para coordinar una primera llamada orientativa sin ningún costo ni compromiso.

InversionesBCN